NOTHING TO WEAR

30 agosto, 2007

Back to the closet: cómo construir un fondo de armario

Filed under: Compras,Especiales — by Eva @ 9:59 pm

Ya lo dice el Vogue de Septiembre: que levante la mano la que no tenga prendas en el armario con la etiqueta puesta, o que apenas hayan salido de mismo (y no valen las galas de bodorrio). La lucha de una mujer con su armario es constante y se libra en innumerables batallas, las mayores de las cuales tienen lugar con el cambio de temporada, en marzo y septiembre.

Es en estos meses cuando la “closet anguish” (angustia del armario) se recrudece y nos quedamos perplejas ante un armario que no hace sino ofrecernos prendas que sencillamente no nos apetece ponernos. Corremos a las tiendas y adquirimos esos cuatro o cinco “musts” que satisfacen nuestra sed de tendencias, y tras llegar a casa descubrimos que una o dos no encajan con absolutamente nada de lo que ya tenemos, por lo que tendremos que volver a comprar para construir nuevos estilismos… Una rueda de hámster que no cesa nunca, alimentada por el bombardeo constante de tendencias en los medios y esa bestia consumista que todas llevamos dentro. ¿Se puede cerrar el ciclo? ¿Existe curación para la “closet anguish”?

wardrobe04.jpg

Mi respuesta es que sí. El problema es que el tratamiento tiene efectos secundarios, y conlleva un considerable esfuerzo. Se llama “fondo de armario”, y es la quimera más manida de la moda, la frase que repiten estilistas, diseñadores y elegantes oficiales una y otra vez, pero que nunca adquiere forma y contenido defintivos. Es un “limbo” fashion repleto de frases y conceptos raídos como “ese perfecto pantalón negro”, “el abrigo perfecto”, “zapatos chic”, y demás palabras que poco ayudan. Las ventajas de poseer un fondo de armario son apabullantes: ahorro de tiempo, dinero y espacio, un armario personalizado y la garantía de tener siempre algo stylish que ponerse. Empecemos con un sencillo test.

1. ¿De qué espacio dispones? No es lo mismo tener un vestidor propio que un armario de dos puertas. Cuanto más pequeño el contenedor, más precioso y preciso el contenido.

2. Ponte manos a la obra y haz una criba: saca de tu armario todo aquello que fue tendencia rabiosa en el pasado y que no merece perdurar ni por su belleza ni por su calidad. Purga también lo que no sea de tu talla: no vale engañarse pensando que adelgazaremos, carpe diem, vive el momento y no te compres ropa que te haga sufrir. Dóblalo y guárdalo en bolsitas un par de semanas por si cambias de opinión, si no, dónalo. Quítate lastre.

3. Define de una vez por todas tu estilo. Salvo que seas Madonna, no puedes (por salud mental y estética) ser una lady años cuarenta una temporada y una motera tendenciosa la siguiente. Hay que mojarse, y definirse. Escruta con atención tu guardarropa actual y hazte las siguientes preguntas: ¿Se corresponde con mi estilo de vida? ¿Mi trabajo me condiciona a la hora de vestir? ¿Qué prendas y colores se repiten una y otra vez? ¿Tengo alguna prenda predilecta que me da un subidón cuando me la pongo? ¿Me gusta el vintage o prefiero la silueta contemporánea? ¿Quienes son mis iconos de estilo? Recuerda que el eclecticismo es el signo de nuestros tiempos, pero una cosa es mezclar prendas y otra dar bandazos con total looks. Si te resulta difícil decidirte, plantéate que harías si tuvieras que vivir esta temporada con tres estilismos completos, que pudieras repetir dia sí dia no, ¿qué elegirías? (Sólo vale lo que ya tienes en el armario). Pues ahí tienes tu estilo básico. Bien, ya estás preparada para mejorar tu armario. He aquí mi lista subjetiva de básicos que podrás adaptar a tu estilo y serán tu comodín en cualquier ocasión.

EL TRAJE NEGRO. Toda chica necesita un bonito blazer y un pantalón negros. No hace falta que sean del mismo traje, pero sí que te sienten estupendamente. La chaqueta cuanto más entallada mejor (y si tu figura te lo permite – corta); y el pantalón, que marque tu figura pero sin formas demasiado trendy. Si tu trabajo te exige un protocolo de etiqueta, incluye también una falda recta o lápiz, austera y de excelente género.

EL LITTLE BLACK DRESS. Es un tópico, pero funciona. Puede ser mini y suelto, o maxi y que marque cintura. Puede llevar algún adorno pero no ser barroco. Tiene que ser versátil para poder ponértelo para una comida, cena, fiesta o compromiso importante y accesorizable en consecuencia. No tiene por qué ser muy caro, pero tiene que sentarte estupendamente. Y no, no te durará siempre, pero aguantará unas cuantas temporadas antes de perder su brío.

EL LITTLE WHITE DRESS. Puede ser hueso, marfil o blanco inmaculado. Con algo de manga, para ser multiestación, y con aire bohemio pero corte actual. Te costará encontrarlo, pero cuando lo tengas no dejarás de ponértelo: bajo un blazer o perfecto de piel, con chaleco, con sandalias o botitas, con bailarinas y un cardigan…

EL PUNTO DE CALIDAD. Necesitas cardigans y jerseys en tus tonos básicos: negro, of course, pero también crudo o beige, y un tono frio y otro caliente que te favorezcan. Piensa en formas clásicas pero que resalten tu figura. Estas prendas serán un comodín para llevar con vestidos, jeans y pantalones.

vintage_shop04.jpg

LAS CAMISETAS TODO-TERRENO. Una oscura y rockera, otra blanca impoluta y entremedias tus colores favoritos. Mejor lisas, y si tienen prints o serigrafías que sean realmente “arty”. Una de rayas de aire marinero muy “Picasso en Provence” es otra opción para las amantes del navy.

LA BLUSA ROMANTICA. En realidad dos: una de manga corta y otra larga. Mejor blancas o hueso, lisas aunque se admiten toques de bordado, macramé o encaje. De aire vintage y tejidos delicados, las podrás llevar con absolutamente todo.

LA MINI DENIM. Recta, corta (pero no menos de cuarenta centímetros), de un azul medio y no muy desgastada. Si las minis no son lo tuyo, búscala a la rodilla, pero más oscura. Abstente de volantes y fantasía en tela jeans, no funciona. La usarás en verano con sandalias, en entretiempo con bailarinas y en el crudo invierno con botas y medias tupidas. Admite cualquier top, sobretodo los de aire vintage.

LA FALDA JOYA. Esa que te hace sentir como una princesa. Con vuelo o volumen, pero bien ceñida a la cintura o cadera. Con un maravilloso print (no demasiado grande) y tejido luxury, tiene un movimiento y caída espectacular. Ligera pero con forro, también será multiestación.

LA CAZADORA DENIM. La gran olvidada de las ultimas temporadas es una de las mejores piezas de fondo de armario que existen. Ajustada y oscura, es el complemento ideal para los vestidos románticos, los pantalones negros y la falda joya. Abstenerse de combinar con jeans y mini denim, el resultado es demasiado “western”.

LA CHAQUETA DE PIEL. Oscura o de color cuero, motera o tipo blazer, la piel favorece, da un aire cool y le quita la ñoñería a cualquier cosa. Además, duran décadas.

EL TOP JOYA. En tonos metalizados o con discretos destellos o incrustaciones, un top combinable con jeans y shorts o elegantes pantalones y faldas.

EL VESTIDO ESTAMPADO. Preferiblemente con flores. Femenino e intemporal, adapta el corte y el largo a tu estilo.

LOS SHORTS. En tonos tierra o gris, a medio muslo y rectos. Un comodín para el entretiempo (con medias) y el verano. Admiten botas cortas, sandalias de plataforma… You name it.

EL CHALECO. Imprescindible sobre blusas, vestidos, camisetas… Basta con uno negro o gris, bien ceñido.

EL ABRIGO NEGRO. Puede ser largo (marcando cintura) o corto y de estilo marinero. De buen género y adaptado a nuestra silueta. Un hit para cualquier temporada.

LOS JEANS. Con dos pares basta. En diferentes colores o lavados, pitillos, rectos o ligeramente “boyfriend”, pero que nos sienten divinamente. Con el desgastado justo y el talle no demasiado bajo, mejor.

LOS BOLSOS. Uno negro o gris y otro más claro (color piel natural o crudo), son básicos y se combinarán con todo. De un tamaño generoso pero formas flexibles, detalles chic y materiales de calidad, ya sean piel o sintético. Más vale dos buenos que ocho regulares.

wardrobe06.jpg

LOS TACONES. Oscuros y elegantes, en punta o redondeados, sin detalles demasiado trendy. Para todas las estaciones. Mejor un buen par bien cuidado que se vaya renovando, que varios pares polvorientos y descuidados.

EL CALZADO PLANO. Un buen par (o dos) de bailarinas o mocasines escotados y sandalias en tus colores favoritos.

LAS BOTAS. Un par negro de caña alta, y otras más tendencia cortas y flexibles.

LA MINICOLECCIÓN DE FOULARDS. Imprescindible esta temporada, con flecos, aire folk o simplemente luxury, cambiarán cualquier estilismo y la sastrería más estricta.

OTRA MINICOLECCIÓN DE CINTURONES. Para los vestidos, las blusas, sobre los cardigans… Anchos, estrechos, rockeros, chic, el eclecticismo es la clave.

EL SOMBRERO. Si te sientan bien las gorras y sombreros, no dudes en hacerte con una este invierno: una gorra oscura de gran visera o un “trilby” o sombrerito de ala corta muy rock, serán el complemento ideal de tu chaqueta de piel y tus jeans. Por no mencionar su utilidad en un “bad hair day”.

LAS SANDALIAS “PARTY”. Metalizadas y con cartera coordinada (que no a juego), listas para salir.

Esto es una lista de básicos mínimos, y seguramente tienes ya muchos de estos elementos en tu armario. Dales el protagonismo que se merecen, y verás como se multiplican tus opciones. Del espacio de que dispongas dependerá que puedas tener varios de cada item, o sólo uno. Y recuerda, antes de adquirir nuevas prendas:

1. Salte de la ruta high street de cuando en cuando. Evita las cadenas comerciales para los básicos y te evitarás repetir lo que llevan todas las demás.

2. Compra vintage. O herédalo. No hace falta que sea un vestido de hace cincuenta años, pero sí algo poco visto de hace varias temporadas. Aficiónate a mercadillos y tiendas especializadas, es cool, es divertido y enriquece.

3. Evita llenar tu armario de “clones”. Uno o dos pueden ser compras deliciosas, pero adquirir en cadena las copias de la pasarela en versión barata es a la larga frustrante y diluye tu personalidad. Dosifica tus ansias de lujo y elegirás mucho mejor.

4. La ropa no es sagrada, y salvo el mejor prèt-a-couture, está para tu uso y disfrute, o sea que adáptala a tu figura. No temas cortas bajos, mangas, estrechar, añadir pinzas… Hazte con una buena modista o familiar mañosa que te ayude. Verás como tu armario gana y tu figura también.

5. Tienes licencia para repetir tus prendas favoritas. Para ser chic no hace falta cambiar TODO el estilismo a diario. Las mujeres más elegantes siempre han tenido prendas fetiche con las que se las ha fotografiado una y otra vez. Si adoras ese bolso, ese foulard, esos tacones o ese cardigan de cashmere… Wear them!

6. Conoce las tendencias… y haz que trabajen para tí. Compra sólo prendas que te parezcan hermosas (no me refiero a cursis), es tu gusto el que cuenta.

7. Permítete excentricidades en la bisutería (pero que no sea genérica, masiva e impersonal), el rojo de labios, una pedicura en negro Chanel, un maxicinturón llamativo; juégatela en detalles, pero no en el total look.

8. No subestimes los mejores complementos: tu piel y tu melena. Cuídalos y cuidarán de tu estilo. La naturalidad es tu mejor baza, pero una naturalidad muy cuidada.

9. Dedícale tiempo a tu “cajón de lencería”: es importante que conozcas tus tallas y lleves lencería (o no) de acuerdo con la ropa que lleves. No hay nada más espantoso que ver el sujetador bajo el delicado tirante de tu mejor vestido.

10. Y recuerda: la moda es lo que se lleva. El estilo es lo que nuestra personalidad nos pide llevar. Y eso es lo importante.

26 comentarios

  1. ole ,ole y ole…..has descrito muy b todo lo q año tras año intento ordenar en mi cabeza y mi armario.pero aun asi sigo un poco perdida.no conozco alguno de los terminos q empleas y me pierdo con las tiendas.todas las temporadas me planteo dejar solo zara,h&m,stradi…..para los basicos y buscar tiendas en las q encontrar justamente esas prendas q me haran ser yo.pero todas las temporadas muero en el intento.vivo en una ciudad pequeña en la q no existen muchas tiendas libres,unido a mi poco tiempo para salir de compras.voy a madrid dos o tres veces al año solo a comprar ropa ,pero no consigo ordenar mi cabeza con estilismos o buscar una pieza q se me ocurre seria perfecta para combinar con algo mas q hay en mi armario.en definitiva no me saco partido y mucho menos a lo poco q compro,porq esa es otra ,voy a madrid y me vengo casi vacia para volver a caer en las cadenas de sp.
    se q tengo madera y muy buen gusto ,porq cdo consigo dar con lo q me gusta, y me sienta b ,marco estilo te lo puedes creer.lo q quisiera es estabilizarme mas ,porq unos dias salgo fantastica y al dia siguiente no se combinar ,no tengo ideas y salgo de cualquier manera.
    me gustaria me ayudaras a descifrar un poco mas tu articulo y me dijeras a que tiendas puedo ir en madrid,ya q esta cerca mi viaje anual.
    ayudame a encontrar mi sitio.saludos

    Comentario por bea — 30 agosto, 2007 @ 10:43 pm

  2. Me encanta lo que escribes! No puede ser más acertado tu post de hoy, sobre todo las últimas recomendaciones. 100% de acuerdo en cuanto a los clones y evitar el total look. Un saludo!!

    Comentario por Alejandra — 30 agosto, 2007 @ 10:48 pm

  3. Acabo de imprimirme el post y lo seguiré sin dudarlo.

    Todo sea por no morirme de asco bajo una montaña de ropa que no me pongo.

    Gracias.

    Comentario por xhiara — 30 agosto, 2007 @ 10:59 pm

  4. Buenísimo, maravilloso, genial, me ha encantado. Esther

    Comentario por esther — 31 agosto, 2007 @ 12:13 am

  5. uaaaa me quede sin palabras! es lo primero q leo o escucho que deja claro como agenciarse un buen fondo de armario!

    bravo!!!

    Comentario por elena — 31 agosto, 2007 @ 1:50 am

  6. ahhh! se me habia olvidado preguntarte si conoces algun libro o alguna web donde “enseñen como conocer tu figura”

    gracias

    Comentario por elena — 31 agosto, 2007 @ 2:19 am

  7. Simplemente genial¡ Los consejos finales, lo mejor. Voy corriendo a imprimir y a releer una y cien veces.

    Besos¡

    Comentario por ELLE — 31 agosto, 2007 @ 8:26 am

  8. Gracias por los consejos! Ademas son 100×100 asequibles.
    besos

    Comentario por Ana — 31 agosto, 2007 @ 9:37 am

  9. Jeje, yo también he corrido a imprimir el post de hoy en cuanto lo he leído. Madre mía, qué útil!!! Tienes razón en que siempre que se habla de fondo de armario, se hace en términos un poco ambiguos, y tu lo acabas de resumir muy bien y con mucha claridad.

    Ahora sí… tanto hablar de blusas vintage de aire romántico, faldas joya y vestiditos de flores… me han entrado ganas de salir corriendo a comprar… jeje. No se suponían que el post era para evitar las compras compulsivas??😛

    En serio, BUENISIMO POST!!

    Comentario por Ire — 31 agosto, 2007 @ 10:05 am

  10. Este post es sencillamente magnífico. A mi me pierde la cantidad de ropa que tengo, y debería ser más selectiva comprando, pero se me va la olla, especialmente con los bolsos, con los que este año pienso hacer una criba importante y quedarme sólo con los que de verdad me vienen bien y los otros, o regalarlos o venderlos por Ebay.
    Me lo imprimo y lo guardo para aplicarlo.

    Comentario por Nine — 31 agosto, 2007 @ 10:53 am

  11. Bueno para empezar muchísimas gracias a todas, este post llevaba rondándome algún tiempo pero nunca imaginé que os pudiera gustar tanto! Espero que os sea de utilidad y os haga la vida más fácil y stylish…
    Hola Bea, tu pregúntame si hay algun concepto que no te haya quedado claro, no me extendí más por no aburrir. En cuanto a la lista de tiendas, estoy preparando una shopping guide permanente en el blog con mis tiendas favoritas, pronto la tendrás disponible!
    Hola Alejandra, efectivamente los clones son el caballo de troya del estilo. Con un poquito basta.
    Hola Xhiara, muy bueno lo de no morirse de asco, es cierto que amontonamos muchísima ropa, suficiente como para vestir a cinco o seis mujeres de la cabeza a los pies todos los días!
    Gracias Esther, Elena, me alegro que os ayude a concretar qué hay en un fondo de armario.En cuanto a conocer tu figura, hay que mirarse en el espejo con cariño y asumir cómo somos, identificando donde tenemos más volumen (si somos pera -culo- o manzana -pecho)y vestir para resaltar nuestros puntos fuertes: brazos firmes, clavícula marcada, tobillos estrechos, rodillas esbeltas, tripita plana, etc… Si se me ocurre algun libro, lo comentaré.
    Gracias Elle, Ana, y gracias Irene, espero no haberte creado todavía más “closet anguish” jaja! Una sencilla blusa blanca ceñida también vale, y lo demás ya te lo irás encontrando por el camino…
    Hola Nine, gracias y espero que avises cuando los cuelgues en eBay, que es una excelente opción que lleguen a buenas manos.
    Besos a todas!!!

    Comentario por nothingtowear — 31 agosto, 2007 @ 2:29 pm

  12. Eva, excelente artículo. Ya sabes que soy adicta a las revistas y había leido infinidad de reportajes sobre el fondo de armario pero ninguno tan acertado como este. Tiene un toque diferente. Será por el cariño y la profesionalidad con el que lo has hecho.
    Por cierto, he visto que has asesorado a alguna chica por aquí con muy buen criterio y voy a pedirte opinión.
    Mañana sábado por la noche, tengo una despedida de soltera en uno de esos típicos sitios ad hoc. Es con las compañeras de trabajo, por lo que tampoco quiero ir “disfrazada” Quiero ir arreglada pero seguir siendo yo. Mis opciones son vaqueros, tacón y top con encanto o vestido negro de tirantes suelto de corte imperio por debajo de la rodilla con su correspondiente tacón (tengo dos pares negros: unos de punta fina destalonados y unas sandalias) También tengo unas sandalias bronce pero de tacón medio. Qué opinas?

    Comentario por Valeria — 31 agosto, 2007 @ 6:24 pm

  13. Genial post. Por fin un “decálogo” abierto de lo que debería ser un fondo de armario. Ahora sólo me falta imprimirlo y colocarlo en la puerta del armario. Así, reflexionaré cada vez que esté tirándome de los pelos 5 min antes de salir pensando:
    1. “Y yo ahora qué me pongo???
    2. El ya clásico “Odio toda mi ropa”
    3. O el indeseable ” necesito salir de compras yaaa” (sobre todo cuando no hace ni un mes que saliste por última vez y volviste cargada con 4 ó 5 bolsas

    Valeria, yo me podría el vestido ( ahora estoy en la fase “nomepongopantalónlargohastaquemehielenlaspiernas”) y las sandalias negras. Aprovecha el monocolor y arriesga en los complementos: broche chulo / maxi collar / maxi pulseras / foulard o bolero para el fresquito… Importante: pedicura roja oscura, manicura natural, maquillaje con ojos ahumados y labios nude o labios rojo pasión con ojos suaves, pelo brillante y suave y muuucha crema hidratante que haga que el morenito de final de verano brille…Si tienes un bolsito de cadena larga tipo las cajitas de Erva…úsalo!! (Por experiencia son los más cómodos en este tipo de salidas) En fin, mi humilde opinión. Pásalo muy bien!!

    PD. Será una tontería pero he encontrado la manera de no comprar compulsivamente:
    – NO entrar a las tiendas ni siquiera “A MIRAR”. Estoy haciendo una lista con los básicos y las tendencias y sólo saldré a comprarme lo que me falte. Ya he aprendido la lección de “mejor poco bueno que mucho malo” y es verdad. La ropa de calidad termina saliendo mejor en mi “coeficiente de rendimiento”. El coeficiente se obtiene a dividir el precio de la prenda entre el número de veces utilizado (Me encantan las matemáticas)
    – fijarme en la gente que encuentro estilosa por la calle y por las web diversas (léase blog, fotolog, etc) ah! y Vogue Francia o Vogue Usa (y así de paso, practico idioma, je je)

    Besos
    Belén

    Comentario por Belén — 31 agosto, 2007 @ 8:28 pm

  14. Hola Valeria, Belén tiene razón en lo de lucir las piernas, pero los jeans son una buena opción para lucir la figura y estar cómoda bailando. Elige tacones escotados o sandalias y triunfarás. Y gracias!
    Hola Belén gracias por ayudar a Valeria y por tus pistas para comprar (o no comprar) mejor, buscando mejores referencias e inspiración. Un acierto! Besos.

    Comentario por nothingtowear — 31 agosto, 2007 @ 9:17 pm

  15. Hola, Eva (Es eso tu nombre? Recién llegué a Nothingo to Wear)!

    Todo el contenido de tu blog es bárbaro, fantástico! Me gusto muchíssimo el “approach” que dás a la moda, o al escribir de moda.

    Soy de Brasil y recién empezé mi blog de moda también. Yá puse un link para NTW porque escribi acerca de ballerinas, pero pienso que mucho más de lo que escribes es o será útil!

    Me gustaria saber si puedo hacer traducciones, no sé, usar algunos posts tuyos como inspiración directa – por supuesto manteniendo links y citando tu autoria.

    Bueno, perdón por posibles errores de mi español, hace mucho tiempo que no practico.

    Saludos desde aqui abajo,

    Jodie (Heloisa Monteiro)

    Comentario por Jodie — 31 agosto, 2007 @ 10:14 pm

  16. Belén y Eva, muchísimas gracias por contestar y por vuestra inestimable ayuda…ya os contaré…Un beso.

    Comentario por Valeria — 31 agosto, 2007 @ 11:03 pm

  17. Hola Jodie, muchas gracias, enhorabuena porque tu español es realmente estupendo. Sí, Eva es mi nombre, y gracias por preguntar si puedes utiliar el material de nothingtowear. Las fotografías de estilo en la calle y los posts monográficos (como éste) son material original de este blog; puedes usar alguna imagen de modo ilustrativo, así como algunos breves extractos de texto, como harías con otras fuentes originales de información (citando el origen tal como has dicho), y mi recomendación sería que usaras links a esta página. Para mi obra original no utilizo material escrito ni literal ni traducido de otras fuentes, aunque por supuesto me inspiro en los la literatura, el cine, los medios y en el mundo que me rodea, como cualquier autor, y la profusión de términos anglófilos en mi “prosa” es fruto de mi bilingüismo (soy medio inglesa), y de la imposible “traslación” de muchos términos al castellano.
    Gracias guapa y buena suerte con tu estupendo blog!

    Comentario por nothingtowear — 1 septiembre, 2007 @ 8:43 pm

  18. Estoy muy impresionada con este artículo, tienes auténtico talento para escribir y estoy completamente adicta a tu blog. Eres una gran periodista de moda. Mucho animo y sigue asi!

    Comentario por Françoise — 4 septiembre, 2007 @ 10:12 pm

  19. Eva, hola y muchas gracias por contestarme! Hay un e-mail para hablarmos más? Puedes enviarlo a mi direción? Un besito, Jodie

    Comentario por Jodie — 4 septiembre, 2007 @ 10:14 pm

  20. Muchísimas gracias Françoise, no sabes la ilusión que me hace que este artículo y mi blog puedan inspirar tanto. Eres un encanto, muchos besos!

    Comentario por nothingtowear — 5 septiembre, 2007 @ 8:02 pm

  21. Hola!
    me ha encantado este articulo, ya lo he releido varias veces!!
    Tengo una pregunta ¿solo escribes sobre moda de mujer?
    Seria interesante tambien un articulo sobre los basicos imprescindibles para chico.
    Un saludo y felicitaciones por tu estupendo blog

    Comentario por Ana — 10 septiembre, 2007 @ 12:13 pm

  22. Hola Ana, muchas gracias, me das una buenísima idea, lo que me falta es tiempo, tiempo… Pero tomo buena nota! Gracias y besitos.

    Comentario por nothingtowear — 10 septiembre, 2007 @ 11:08 pm

  23. El mejor post de moda Ponible y útil que he leído en mi vida. Todos los consejos son acertados. Enhorabuena!

    Comentario por Kate — 11 septiembre, 2007 @ 11:04 pm

  24. Hola Eva!!!!!!!!!!!! No había leído este artículo, Sabes q soy adicta a tu blog, y francamente, me ha impresionado. Mil gracias, me ha encantado. Coincido contigo en todos los básicos de fondo de armario, aunque algunos no se me habrían ni ocurrido considerarlos así………mil besos y sigue tan genial

    Comentario por Isabel — 18 octubre, 2007 @ 12:46 pm

  25. Hola Eva, te descubrí hace poco y la verdad es que me encanta leerte… me paso los minutos de relax saboreando tus líneas… enhorabuena! … hace poco encontré mi vestido white de vanessa bruno que llegará a ser el must de varias temporadas… espero que nos podamos cruzar un día por la calle y mientras tanto te invito (y a todas!) a pasarte por mis historias en thegirlandtheretrodress.blogspot.com
    Tanti Baci…

    Comentario por unahistoriamuychic — 4 noviembre, 2007 @ 1:05 pm

  26. Lo acabo de leer y me ha encantado. Y me surge una pregunta que me angustia y me descoloca ¿Porqué sí tengo todos los básicos de fondo de armario nunca sé que ponerme o voy siempre igual vestida?
    Creo que básicamente me falta tiempo para pensar cómo combinar las cosas. Me pongo faldas de pascuas a ramos porque cuando me levanto me resulta más rápido “tirar” de pantalón.
    Y para colmo este verano he pasado de una 40 a una 36, lo que me vuelve loca de contenta y reduce considerablemente la cantidad de prendas que me puedo poner sin parecer una adefesio.
    Voy a seguir tu sabio consejo, pero en vez de buscar una modista, voy a empezar a arreglarme la ropa.
    En fin, muchas gracias, unos consejos estupendos. Ya te iré contando mis progresos.

    Comentario por Margaux — 6 noviembre, 2007 @ 3:48 pm


RSS feed for comments on this post.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: