NOTHING TO WEAR

15 octubre, 2007

Novias para recordar: Clotilde Courau de Valentino

Filed under: Novias,Vintage — by Eva @ 11:50 pm

En momentos como estos en los que casarse embarazada (y que se note) parece estar más de moda que nunca, me viene a la memoria el sencillo pero fabuloso vestido que Valentino diseñó para la ninfa-actriz-convertida-en-princesa Clotilde Coureau, la hoy regia Clotilde de Saboya.

Mujer delgada y de rasgos pequeños y exquisitamente cincelados, ya era muy conocida en el cine europeo cuando anunció su maternidad y matrimonio con uno de los herederos-desheredados (por no tener qué heredar) más “cañones” de la realeza europea, Filiberto de Saboya. Se casaron el veinticinco de septiembre de 2003 en Roma, en la maravillosa basílica de Santa María de los Ángeles y de los Mártires (muy propio- por lo del exilio injustificadamente largo de la familia), estando Clotilde embarazada de cuatro meses y con una hermosa barriguita redonda imposible de disimular. El maestro Valentino optó por simplificar el talle lo más posible con un modelo fluido de escote barco y discreto corte imperio, adornado con puntilla en bajos y mangas ligeramente transparentes. Sorprendentemente Clotilde conservó su aura de hada juvenil a pesar de lo regio del conjunto (el velo en gasa y bordado plumetis y la cola superaron los cuatro metros de longitud) y de lo solemne de la ceremonia, y la pareja se permitió escenas de evidente complicidad que ya hubieran querido para sí otras parejas herederas… La nota fashion la pusieron los zapatos de plataforma, altísimo tacón y níveo satén que elevaron a la novia más de doce centímetros.

courau 02.jpg

Pocas casa reales (por no decir que sólamente la de Saboya y Mónaco) aceptaron acudir a la cita (estar embarazada debe puntuar bastante más bajo en protocolo real que estar divorciada), pero los Saboya no dejaron por ello de tirar la casa por la ventana y Clotilde lució las joyas más preciadas: espectacular tiara y pendientes de diamantes y granates rosas, alhajas históricas y favorecedoras como no he vuelto a ver en una boda “real”.

courau 01.jpg

Anuncios

4 comentarios

  1. hola 🙂 sigo hace mucho tus comments. lo primero cuando llego a la ofi es cogerme un cafe y leer tu blog y el de sartorialist (como se entere mi jefeeee!!!) el tuyo primero; creo que eso debe ser porque me gusta mas que sart incluso (!!!). en los blogs de moda escasea el buen gusto y/o son aburridos (por lo menos para mi). el tuyo es fantastico. de verdad. mira hoy, tema vestido de novia que es algo que no me inspira nada y lo he leido encantada. muchas gracias, guapa. sigue asi 🙂
    ps. jajajaj lo de embarazada 0 – divorciada 1

    Comentario por uve — 16 octubre, 2007 @ 10:11 am

  2. Y de esta chica que fue? como diría mi abuela

    Comentario por Esther — 16 octubre, 2007 @ 6:00 pm

  3. Uy!! Después de leer este post me caes todavía mejor… y tienes -si es posible- aún mejor gusto… Guess why?? 😉

    Comentario por Sonia — 16 octubre, 2007 @ 8:37 pm

  4. Esther: pues sigue trabajando, es bastante curranta, no se ha dormido en el limbo “princesa”…
    http://www.clotilde-courau.com/
    Besitos

    Hola Uve, efectivamente hay doble rasero hasta el la cúspide la pirámide social. Aunque creo que a los novios les importó bien poco la “indisposición real” generalizada. Me apuesto un rímel a que son felices hasta haciendo la compra. Te imagino con tu coffee encendiendo el ordenador (yo hacía lo mismo), que me leas antes de a Sart es el mayor de los cumplidos. Muchos Besitos.

    Hola Sonia, veo que estamos en sintonía… Lo que daría porque guess you know who promocionara ALGO la moda española. Abriría tantas puertas… Besitos también.

    Comentario por Eva — 17 octubre, 2007 @ 12:07 am


RSS feed for comments on this post.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: