NOTHING TO WEAR

20 diciembre, 2007

Beauty guides: qué noche la de aquel año…

Filed under: Beauty,Especiales — by Eva @ 12:52 am
Tags: , ,

Sé que estáis pensando… Muchas propuestas para vestir el cuerpo pero pocas para vestir la cabeza… Se acerca la noche más larga del año y yo con estos pelos… Pues aquí van once propuestas desde lo más natural hasta lo más vamp, que he encontrando escarbando en los desfiles de la temporada actual. Para todas hay algo, so make your choice, y recordad, cualquier cambio ya sea ligero exige un ensayo completo previo, o los resultados no están garantizados…

Naturalidad sesgada. Mujeres naturales, pero con truco. Belleza muy pulida con alguna pequeña sorpresa, y bastante trabajo detrás.

(1) Anouck Lepère en Carolina Herrera: coleta alta brillante pero no tirante, tonos coral en ojos y rosas en pómulos y labios, fondo beige très clair.

(2) Jessica Stam en Fendi: sobre un cutis en una suave tonalidad beige melocotón, cejas bien marcadas, dos capas de rimel intensamente negro y labios naturales en rosa mate. El cabello, liso, con brillo y raya al medio.

(3) Missy Raider en Anna Sui: de nuevo un tono natural para la piel, con matices arena en los ojos y rosa en pómulos y labios. El rimel, de nuevo protagonista en la mirada, acompañado de un trazo de lápiz blanco en el interior del párpado inferior. Cabello liso y brillante, con volumen natural.

01_naturalidad sesgada.JPG

Eye drama. Para chicas que quieren algo más, dejando huella con sólo un aleteo de pestañas…

(4) Caroline Trentini en Ungaro: fondo resplandeciente, ojos marcados y ahumados en negro y gris grafito y labios en beige dorado. Una melena lisa con puntas onduladas y el puntito justo de esponjosidad “glam”.

(5) La divina Daria en Versace: tez suavemente bronceada y ojos de nuevo muy difuminados e intensamente maquillados en negro y marrón grisáceo, con efecto pestañas postizas incluido. El tono de labios, beige nacarado y la melena, un liso Versace con “flip” en las puntas.

(6) Lily Donaldson en Karl Lagerfeld: mechas postizas en negro actúan de ancha diadema y enmarcan un rostro pálido, muy mate y natural pero con un eyeliner dramático, faraónico y muy poco difuminado.

(7) Rachel Clark en Louis Vuitton: tez ultrapálida con brillo natural, labios con su propio color y un eyeliner líquido pictórico que dibuja el mejor “rabillo” de la temporada. El moño, cuanto más clásico y pacato acompañando este look, mejor.

02_eye drama.JPG

Colour is everything. Si no temes al color ni a su efecto romántico o sofisticado, éstas son tus referencias: bloques o trazos en los colores de la temporada, sin atisbo de pudor.

(8) Elise Crombez en Gucci: rostro mate muy muy pálido, grandes ondas brillantes impecablemente marcadas (la raya a un lado es imprescindible), rimel negro y labios rojos y mates. Femme fatale.

(9) Irina Kulikova en Chloé: sobre una piel de porcelana, una aire a niña gótica en tonos visón, son sombra por todo el párpado móvil y hasta el arco de la ceja, fundiéndose con ellas, y labios naturales. El cabello, alisado a un lado y suavemente encerado para conseguir disciplina y brillo.

(10) La propuesta de Jovovich-Hawk: azul marino y azul eléctrico para enmarcar los ojos, rostro beige, labios ligeramente “mordidos” en rosa y una casacada de bucles románticos ad infinitum.

(11) Olga Sherer en Rodarte: una llameante melena roja pulida hacia un lado con ondas medievales, rostro pálido pero luminoso y un juego de verdes en los ojos y el rosa melocotón más pálido en los labios. Poético.

03_colour is everything.JPG

Las fotos al completo, en style.com (ver “detail shots”).

Anuncios

22 noviembre, 2007

Cabezas con estilo: Shalom Harlow

Filed under: Beauty,Estilo en el cine,Estilo en la moda — by Eva @ 10:56 pm
Tags: ,

Retomo mi serie favorita para retratar a una “top” tan bella por dentro como por fuera. A punto de cumplir treinta y cuatro años, y con once películas en su curriculum, sigue acaparando campañas de primer orden como las de esta temporada para Chloé y Tiffany & Co. Amante del vintage, defensora del medioambiente y fantásticamente situada en la “A-scene” Neoyorquina, Shalon disfruta de una envidiable posición que ya quisieran para sí otras modelos más explosivas…

A comienzos de su carrera, Shalom lucía una lujosa melena increíblemente rizada. Siempre mantuvo su color natural, si bien con el paso del tiempo su cabello se ha ido acortando hasta llegar a uno de los “it” bobs de la temporada.

shalom01.jpg

Imágenes de la campaña de Chloé, junto a Anja Rubik. Un bob cortísimo, rebajado por detrás y muy “twenties flapper”, que ha marcado época. Si bien la versión lisa de este bob se ve por doquier, en el pelo rizado de Shalon adquiere sensualidad y elegancia.

shalom02.jpg

El estilo “Harlow”: ya sea con prendas andróginas (chaleco, sombrerito trilby) o ultrafemeninas (top de lentejuelas, bolero con lazo), la femineidad está asegurada por sus rasgos dulces, y un cabello brillante y muy natural. Una piel fantásticamente nívea y cuidada como la suya se puede permitir los labios nude, profundamente rojos (ver arriba) o increíblemente fucsias.

shalom03.jpg

26 octubre, 2007

Beauty guides: a red pout

Filed under: Beauty,Especiales — by Eva @ 12:57 am
Tags: , ,

El rojo en los labios es el color del glamour por excelencia, y como tal retorna periodicamente al ojo del huracán de la moda, llevando ya varias temporadas en plena tendencia. No hay runway que pretenda destilar intenso chic sin una declinación del rojo. Y lo hemos visto incluso en los desfiles de primavera/verano en tonos oscurísimos (¿será el calentamiento global?).

Milla Jovovich abusa con exquisitez del rojo-rojo siempre que puede, completando su look vintage pero sexy.

red02.jpg

Se desconoce el origen exacto del primer rojo explícito en los labios aunque las primeras en lucirlo de forma generalizada (y dejar constancia en frescos y mosaicos) fueron las patricias romanas, probablemente influidas por algún país oriental pax-romanizado. Algunos historiadores (misóginos) insisten en que fueron las cortesanas de la Europa medieval las que dieron mala fama al rojo de labios, utilizándolo como reclamo sexual. Lo cierto es que en entornos tan refinados como la corte imperial japonesa de los siglos doce y trece, las grandes damas de las mejores familias tintaban sus labios e incluso sus dientes de tonos casi negros, para hacer parecer su piel aún más blanca. Las acepciones de la belleza son infinitas y están profundamente influidas por aspectos culturales, valores morales y la propia costumbre…

Kirsten Dunst o el glamour rococó… Una Maria Antonieta con un “red pout” anacrónico (las bocas en Versalles nunca fueron tan rojas) pero tremendamente fotogénico.

red03.jpg

En Europa quedó desterrado durante siglos, siendo notoria la prohibición del rojo de labios y demás maquillaje en la Inglaterra Isabelina, con el fin de que los hombres no fueran “engañados” al altar… Su uso generalizado y su vuelta al más absoluto reino del “chic” no llegó hasta los felices años veinte del pasado siglo, cuando los vestidos cortos de talle tubular bajo, las melenitas onduladas y el vistoso maquillaje supusieron un refrescante y sofisticado cambio frente a la estética femenina anterior (colores pastel, moños cardados y ausencia de color en el rostro). El rojo de labios se volvió universal y fue el rey del maquillaje hasta bien entrados los años cincuenta. Mujeres de toda clase y condición lucieron labios intensamente rojos y muy mates, acompañando peinados que cada vez se complicaban y brillaban más y más. Tuvieron que llegar los sesenta, con los labios beige y nacarados, y los setenta con el auge de la belleza natural para ver desterrados los rojos, que hicieron una breve aparición en los ochenta (pero tan metalizados y poco favorecedores que no cuentan) y no fue hasta los noventa y la irrupción en los medios de iconos como Carolyn Bessette y el revival de Evita (gracias, Madonna) que comenzó a verse de nuevo con asiduidad.

La modelo Erin O’Connor nunca sale de casa sin su rojo de labios. El color feminiza su rostro perfectamente cincelado.

red12.jpg

Hoy en día un rojo auténtico se identifica con un look chic, algo retro y bastante sofisticado, aunque gracias a la tendencia mix imperante se puede (y debe) llevar con jeans, cuero e incluso t-shirts.

Gwen Stefani lleva rojo de labios por principio, es su seña de identidad. Lo mezcla con prendas sporty, trashy y muy trendy.

red09.jpg

Toda mujer debiera tener al menos una barra de labios roja. El secreto del éxito está en la elección del color, siempre en función del tono de piel.

– Pieles porcelana (blancas y muy blancas, con o sin pecas): rojo auténtico (ver rojo Valentino) y rojo profundo (cereza).

– Pieles cetrinas, de claras a medias: rojos anaranjados, rojo coral.

– Pieles medianamente bronceadas: rojo coral, rojo rosado.

La piel de nuestra Pe luce esplendorosa cuando la ilumina un rojo anaranjado muy subido.

red04.jpg

– Pieles muy bronceadas, de color: rojos berenjenas (hasta casi el púrpura).

Además de esto hay que tener en cuenta que un rojo con pigmentos azulados aclara los dientes, mientras que uno con tonos marrones tiende a resaltar el amarillo.

Carla Bruni dijo una vez que el pintalabios rojo era como una guinda sobre un pastel de crema, necesitabas un maquillaje completo para que no desvirtuara el conjunto atrayendo toda la atención. Yo no iría tan lejos, creo firmemente que basta una tez unificada (que no uniforme ni máscara), una o dos capas de rímel y un rubor muy suave: el resultado es un look sumamente juvenil, limpio y chic.

Un look muy natural con labios rojos: Drew Barrymore o la eterna adolescencia, un true red y poco más…

red08.jpg

He aquí me decálogo para acertar con la compra del rojo de tus sueños:

1. Compra a la luz del día. Tu primer rojo necesitas verlo en la calle, sin distorsiones. Acércate a una perfumería de confianza con varias marcas disponibles, evita los grandes almacenes.

2. Pruébalo sobre la cara interna de la muñeca. Ésa es tu piel “sin adulterar”, y te servirá para conocer tu color de base, la auténtica luz de tu piel. Sal a la calle con varias rayas de “rouge” y compara.

El look de Nicole Kidman en “Moulin Rouge” sería inpensable sin los labios fulminantemente rojos. El director Baz Luhrmann diseñó una puesta en escena claustrofóbica, fulgurante y casi operística.

red11.jpg

3. Opta por texturas satinadas y con brillo, aunque duren menos. Descarta absolutamente los labiales permanentes o fijos, tienden a crear “muecas”. Salvo si eres una experta aficionada al maquillaje y posees un neceser envidiable, no recomiendo una barra mate, ya que necesitarás algo de brillo para “naturalizar” el resultado, añadiendo un paso más a la tarea.

4. Aplica siempre antes un bálsamo de labios no pringoso (Liposán es estupendo y baratísimo) sobre los labios. Esto asegura que la fina piel de los mismos no absorba demasiado pigmento y el resultado sea armonioso. Siempre estás a tiempo de aplicar una segunda capa con ligeros toques, para un efecto más dramático.

Sofia Coppola es una gran fan del rojo para la red carpet. Suele decantarse por rojos claros y luminosos.

red05.jpg

5. No te dejes llevar por envases lujosos, vendedoras expertas ni barras de exquisita fragancia y packaging. Es la alta cosmética es cierto que hay colores estupendos (qué menos, a veinticuatro euros la barra), pero también los hay en el tramo más económico.

6. Para empezar, compra una sola barra. Una vez estés convencida y asimilada al “rouge cult”, adquiere otra más para llevar en el bolso o incluso otro tono ligeramente diferente, para variar.

7. Los mejores rojos los encontrarás en…

– MAC: Ladybug es mi “all time favourite”. Clásico, rojo y sin mezclas.

– Chanel: tres tonos verdaderamente rojos (Lover, Passion y Sexy) para la barra Rouge Allure.

– Clinique: las fórmulas Colour Surge ofrecen tres colores tremendamente válidos, como Flamenco (rojo rosado), Red drama (rojo carmín) y Orange burst (rojo coral).

– Guerlain: la fórmula KISS KISS, suave y brillante, es todo un lujo en los tonos 521, 522 y 523, que van de rojo rosa a rojo oscuro.

– Maybelline: Watershine Elixir en Red Magic y Red Vibration son ideales para no iniciadas, por lo transparente y user-friendly del color; mientras que el Passioned Red Hydra Extreme es un rojo inolvidable.

– Bourjois: Lovely Rouge en Rouge Best 15 es un rojo puro sin concesiones.

Scarlett Johansson revive el “old schoold glamour” con un rojo profundo, ondas al agua y alta joyería.

red06.jpg

8. El rojo de labios es una joya de por sí: evita recargar el efecto final prescindiendo de la bisutería que no sea absolutamente necesaria.

9. Prohibido, terminantemente, perfilar. Si necesitas ayuda con la aplicación, utiliza un pincel, o la yema de los dedos. Perfilar (con el mismo color o incluso con un lápiz color carme) endurece la boca y le quita frescura al acabado.

10. Si dudas mucho sobre el tono a comprar, pruébalo sobre tus labios, untando la yema del dedo en el lateral del probador (para evitar la parte usada, y sólo si lo ves en buen estado) y aplicando el color en tus labios. Si el resultado te hace sonreir, adelante, has encontrado tu rouge personal.

Christina Ricci y su “berry red”: el cabello moreno brilla más en contraste con la piel clara y los labios rojos.

red07.jpg

24 octubre, 2007

Cabezas con estilo: Louise Brooks

Filed under: Beauty,Estilo en el cine,Vintage — by Eva @ 11:55 pm
Tags: ,

Una de las grandes divas del cine mudo, Louise Brooks le debió su mito tanto a su instinto interpretativo como a un físico privilegiado y un corte de pelo que hizo historia…

Estrella de películas clásicas de finales de la década de los veinte, fue una de las precursoras del pelo corto, liso, brillante y con flequillo. Su papel de Lulu en la obra maestra “Pandora’s Box” (1928) se considera su mejor interpretación (la película tenía el voltaje dramático y la carga sexual que ya quisieran muchos estrenos de hoy en día) y la catapultó al Olimpo de las consagradas. Millones de mujeres (ya fueran obreras o millonarias) copiaron su estilo, y aún hoy sigue siendo tendencia.

Espeso flequillo ligeramente curvo, pelo liso y brillante y laterales en disminución: así era el “Brooks bob”, que también evolucionó con sus películas.

louise 01.jpg

Actriz sutil y profesional obstinada, era notoria su fama de difícil (prácticamente se la vetó en el cine sonoro) y se jactaba de no sonreir si no lo veía necesario. Su expresión hipnótica y rasgos angelicales la valieron el favor del público durante un lustro.

louise 02.jpg

El bellísimo perfil de Brooks: probablemente uno de los hairstyles más famosos de la historia del cine, absolutamente adelantado a su tiempo.

louise 03.jpg

23 octubre, 2007

Estilo en el blog: chopped!

Filed under: Beauty,Especiales — by Eva @ 12:41 am
Tags: ,

Las exquisitas y creativas autoras del blog Bubbles and Creams me han inspirado con sus dibujos llenos de chic, charme y buen rollo, recordándome que hubo una época en que dibujaba prácticamente a diario como si me fuera la vida en ello. He recuperado mi portaminas para descubrir que no sólo mi mano se ha “endurecido” (la práctica lo es todo), sino que dibujarse tal cual uno es no es nada fácil, aunque tampoco es mi intención…

Después de ver la excelete acogida de mi último decálogo (bueno, en realidad eran tres), confieso que la inspiración me vino tras atravesar mi propia minicrisis de la treintena, y pasar por un drástico cambio de imagen: después de un par de lustros luciendo una melena XL, me la hice cortar y ahora son la feliz poseedora de un bob a lo “roaring twenties” que me ha hecho absolutamente feliz. Ya sé que a muchas os convencí para dejaros el pelo largo de nuevo, pero después de verme sólo pelo en múltiples fotografías, decidí que ya era hora de recuperar el rostro y el cuello. Ahora por fin podré lucir blusas y vestidos con el cuello claudine, que me encanta. Sobra decir que en dibujo estoy absolutamente sublimada, y aunque no parezca muy contenta, no me arrepiento en absoluto de mi “big chop”…

nothingtowear.jpg

22 octubre, 2007

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.