NOTHING TO WEAR

28 diciembre, 2007

Escaparates de Navidad: why I love Madrid at Christmas

Filed under: Compras,Shopwindows — by Eva @ 1:13 am
Tags: , ,

Hay ciudades más monumentales, más elegantes y con más historia. Las hay más cosmopolitas, más trendy y más influyentes. Y también las hay más culturales, más hipnóticas y embaucadoras. Pero Madrid vibra con el espíritu de la Navidad, y los madrileños inundamos sus calles como si el mundo se fuera a acabar mañana. No hay Belén sin cola para verlo, ni puesto callejero sin bullicio alrededor, ni tienda donde no suene el zumbido de las terminales VISA. Tal vez no sea el ambiente más espiritual de la vieja Europa, pero desde luego es el más “happy”. ¡Si hasta tenemos Christmas tourists!

Friki, en Velázquez, y su Navidad blanquísima y muy couture para novias minimalistas. En la fotografía no se aprecia, pero los stilettos que acompañan son de blanca piel de serpiente, con tacón de diez centímetros. ¿Quién dijo miedo?

PICT0587.JPG

Vistalegre (Hermosilla) propone una espectacular mesa en blanco, oro y plata. En este caso la ausencia de color es una virtud y un descanso, dejando el protagonismo a los brillos metálicos y a los manjares a servir.

PICT0588.JPG

Y para los que no vivís en Madrid, o no podéis acercaros al centro, las mejores luces de la ciudad adornan la mismísima Puerta de Alcalá: angelitos alados y alusiones musicales que se me antojan como las más inspiradas de las promovidas por el “equipo Gallardón”.

PICT0592.JPG

27 diciembre, 2007

Escaparates de Navidad: chic remix

Filed under: Compras,Shopwindows — by Eva @ 1:03 am
Tags: , , , , ,

Vino, langostinos, jamón, más vino, pavo relleno, lombarda, más vino, turrones, bombones, licor… Y vuelta a empezar. Con este panorama hasta el “ensemble” más stylish se desmorona y empieza a apretar por todos sitios. Si en Nochebuena tiré la casa por la ventana y me puse un pichi sesentero, en Navidad (que me tocaba cocinar a mí) acudí a mis fieles jeans para estar cómoda…

El gordito de rojo se ha portado fenomenal conmigo este año, desde mi perfume favorito hasta un pedazo de cuchillo de cocina (made in Spain, of course). Este año todo fueron aciertos, pero como mi familia me conoce, por si acaso TODO iba con ticket regalo. Capté la indirecta. ¿Y a vosotras, qué os trajo Santa?

Escaparate de Ekseption: vestidos que parecen “origami” en sedas dobles y hasta triples, precedidos por un “Stam” del muy rejuvenecido Marc Jacobs.

PICT0526.JPG

Y en la vecina EKS, un aire “goldigga” a rapero rico con patchwork ochentero y complementos de lujo. La nieve, metamorfoseada en suave moqueta peluda en blanco nacarado.

PICT0527.JPG

¿Embarazada y de fiesta? La boutique Formes en Claudio Coello propone vestidos en gasa fluida, de corte imperio y bien proporcionados para alojar la tripita sin perder la silueta.

PICT0528.JPG

Antonio Pernas apuesta en solitario por la combinación naranja-negro con gran éxito: es sorprendentemente elegante y muy festiva. El naranja es intensamente calabaza, nada tímido. Me encanta el bolso que asoma coqueto dentro de una de las cajas.

PICT0531.JPG

Angel Schlesser también apuesta por el negro, pero combinado con una exquisita blusa en un rosa palidísimo. El LBD es sencillamente perfecto.

PICT0532.JPG

Más Bimba & Lola: esta vez rojo y negro, con la marroquinería mattelassé como protagonista (muy “Coco”, muy tendencia).

PICT0533.JPG

Y last but not least, una de las mejores mantequerías de Madrid, Bravo, en Ayala. Lo mejor de lo mejor, y todo junto. Un festín para los sentidos.

PICT0534.JPG

18 diciembre, 2007

Escaparates de Navidad: wild at heart

Filed under: Compras,Shopwindows — by Eva @ 10:27 pm
Tags: , ,

De noche todos los gatos son pardos… ¿Y las gatas? Lentejuelas, transparencias, negro, tacones de aguja, maquillaje hasta en el corazón (como cantaba esa felina incomprendida, Mónica Naranjo)… Las tiendas visten a sus corderos de lobos para invitarnos a comprar modelitos de Nochevieja. Que levante la mano quien no tenga un inconfesable “item” Nocheviejil en el armario (yo confieso unas fantásticas medias de rejilla). Sin llegar a los extremos salvajemente provocativos de los estilismos de la película de David Lynch “Wild at heart”, la ocasión merece subir uno o dos puntos el “sexy” y dejar el pudor en casa, que no la clase…

Escaparate de Doble Aa, Príncipe de Vergara: streetwear de tiros largos para osadas/os de etiqueta. Dos opciones: minivestido asimétrico negro o blusa de satén, fajín/corpiño y pitillo smoking.

PICT0484.JPG

Sisley de Velázquez. Encaje negro, plisados elegantes, sautoirs, botines, peep-toes… Muy femenino.

PICT0485.JPG

Por fin tenemos Bimba & Lola en plena calle Serrano. No hay mujer que no pase por el escaparate y no entre en el mundo ultrachic (y a veces un tanto recargado, todo hay que decirlo) de estas creadoras. Amor por el lujo, calidad más que aceptable y precios medios que no causan sudores. Llegarán lejos.. ¿Para cuando boutique en París?.

PICT0490.JPG

13 diciembre, 2007

Estilo en la calle: “Yube” style

Filed under: Compras,Estilo en la calle,Shopwindows — by Eva @ 10:44 pm
Tags:

No me lo puedo creer. Mi hijo me ha pegado OTRO catarro. Y van tres desde el verano. Lo malo es que a mí nadie me limpia las narices, ni me prepara comidas ricas ni me echa a dormir limpio y calentito… Así que mañana no hay scouting, pero de mi sesión del miércoles (probablemente culpable de que me bajaran las defensas), tengo fotografías que me gustan muchísimo…

Ya conocéis el escaparate de Yube, sale semana sí semana no en este blog y sus prendas están en todos los editoriales de moda. El gusto de la tienda es exquisito: no sólo la decoración invita a saborear el lujo, sino que la cuidada selección de moda y complementos tiene algo para todas, incluso las más exigentes. Mucho de See by Chloé y Paul & Joe para ese toque parisian chic, bolsos y calzado de Barbara Bui, vestidos de ensueño de M de Missoni… Marcas de prestigio pero escogidas de una en una por la calidad de sus propuestas, y que aguantarán muchas temporadas en nuestros armarios, ya que las prendas favorecedoras siempre resisten el embate de las tendencias.

Guapa, sencilla y simpatiquísima, Laura lleva las compras y asesora en la tienda por las tardes. Me estuvo mostrando la línea exclusiva de las dos tiendas de Beatriz Nicolás, Yube y Benny Room (la hermanita pequeña). Una línea fresca y muy joven, Benny, que apuesta por diseños muy chic de cuidado aire retro, como vestiditos rectos de franela en tonos gris, negro y mostaza. La marca de la casa es la más asequible de la tienda y probablemente la más ponible y combinable, y una apuesta segura. El estilo de Laura es femenino, cool y con un punto luxury en los complementos: cadenas de Patricia de Nicolás y altísimas botas grises. Pedí a Laura que pusieran a la venta online (en su a punto de inaugurar página web) los collares de la tienda, espero que escuchen mi petición. Para el próximo invierno Laura está comprando mucho blazer, minivestidos y minifaldas. Los bajos se acortarán y la figura se moldeará a ritmo de exquisita sastería.

PICT0491.JPG

Jonathan es el encargado de la tienda: sobre su más de metro ochenta y cinco de estatura las prendas lucen divinamente. Americana con jeans y t-shirt, un combo ganador.

PICT0496.JPG

12 diciembre, 2007

Escaparates de Navidad: encuentra tu uniforme

Filed under: Compras,Shopwindows — by Eva @ 1:07 am
Tags: , , ,

Aquellas de vosotras que, como yo, hayais ido al colegio de uniforme durante años, experimentaréis la aparición de una urticaria con la sóla mención de la palabra. Nos pasamos gran parte de nuestra juventud huyendo de la homogeneidad para darnos cuenta, años más tarde, que el uniforme tenía sus ventajas, estéticas, económicas y prácticas.

¿Os habéis fijado en que tendemos a comprar cierto tipo de prendas, desechando otras por mucho que estén de moda? Muchas chicas son “de pantalones”, otras “de falda”, otras “de jeans”… Adoptamos subconscientemente un esquema al vestir en el que varían colores, texturas y algunas formas, pero la esencia es la misma. La gran Marguerite Duras (“El amante”, entre otras joyas literarias) admitía “haber adoptado un uniforme de rebeca negra, jersey de cuello cisne, falda recta y botas cortas en invierno, como un intento de reconciliar forma y contenido, encajar la imagen que uno proyecta con la que uno cree que tiene, y lo que se es con lo que se quiere sugerir. Se encuentra este equilibrio sin realmente buscarlo, y una vez encontrado, permanece para siempre…” (Traducción libre).

Si abro mis armarios y analizo, ¿qué me encuentro? Faldas trapecio (minis). Camisetas a rayas. Blusas. Cardigans. Un pichi y un LBD. Un par de jeans pitillo. Bailarinas…. Sólo el pudor y el temor a aburrir a mi audiencia me impiden continuar, aunque puedo concluir que yo también busco inconscientemente un uniforme diario, una forma de controlar el caos y la incógnita del futuro: porque es tan tranquilizador tener algo que ponerte por las mañanas…

Escaparate de La Provenzal, en Goya. Chic ornamentado para amantes de firmas como Van-Dos, Noa Noa o Hoss Intropia. Aviso: no apto para ascetas de la forma y el color…

PICT0437.JPG

Ekseption, en Velázquez. Las apabullantes hombreras de la Maison Martin Margiela asustan incluso levemente giradas, pero el concepto permanece: excelente sastrería y bloques monocolor con toques de locura en los accesorios (ojo a los cinturones-guante).

PICT0438.JPG

Lester, en Claudio Coello. Un escaparate para los hombres con alguna interesante propuesta para el público femenino: chaquetón de doble botonadura con minivestido de estampado sixties, a la izquierda.

PICT0439.JPG

Y para terminar, un vestido “crucero” diseñado por Stefano Pilati para Yves Saint Laurent sorprendía a los transeúntes por su colorido, su precio y sus costuras sin rematar. El corte, fifties couture, suavizado por la suave caída de la seda. Acompañado de un maxibolso en charol y unas rotundas plataformas, se convierte en un vestido casi, casi, sexy.

PICT0440.JPG

9 diciembre, 2007

Escaparates de Navidad: dressing up for a party

Filed under: Compras,Shopwindows — by Eva @ 1:52 am

En 1843 Charles Dickens publicaba “Cuento de Navidad”. Más una novela que un cuento, lo que hoy en día pasa como una bonita historia con moralina final fue en su día una bella parábola cristiana y una crítica feroz al durísimo sistema penal inglés victoriano, a la explotación de las clases más humildes y desprotegidas de la sociedad y a la hipocresía social imperante.

Ebenezer Scrooge (más conocido como Mr. Scrooge) exprime a sus empleados, alaba el sistema de “workhouses” (trabajo forzado encubierto para mantener a los indigentes “ocupados”) y desconoce el verdadero significado de los términos familia, empatía, justicia y caridad. En la época en que Dickens escribió su archifamoso “cuento”, Londres estaba abarrotado de familias paupérrimas, huérfanos y ladrones (que por ser pillados robando una hogaza de pan podían cumplir hasta una década de prisión, y por poco más ser condenados a la horca). A nuestro celebérrimo Mr. Scrooge le visitan tres fantasmas (tranquilas no destriparé el final de la historia): el de las Navidades pasadas, el de las Navidades presentes y el de las Navidades futuras. Dickens, un convencido humanista, nos intenta transmitir que el destino no está escrito con letras de fuego, y que todo hombre o mujer cabal es dueño de sus actos y de sus consecuencias…

Todos hemos conocido, conocemos o conoceremos a un Mr. o Mrs. Scrooge. Es cuestión de tiempo que nos crucemos (fugaz o más intensamente) con alguien así. A mí me llegó el turno este año en mi última sesión de “scouting”. Una salida tardía y las tiendas abarrotadas hasta los topes de compradores ávidos de las más intensas sensaciones “navideñas” habían tenido hasta el momento como resultado una tarde sin fotos, hasta que me llamó la atención, en la esquina de Loewe de Serrano, una joven con la versión luxury del estilismo con más éxito de la temporada: chaquetón corto cruzado, en rojo, pitillos, botas planas negras y un maxibolso cruzado en bandolera que bien podía ser de Erva o Marni (ya que ambas casas abusan de los grandes cierres de boquilla y las cadenas de eslabones en resina). Además era morena, guapa y me recibió con una sonrisa cuando me presenté. Pero antes de que pudiera acabar mi frase (y con mi tarjeta en la mano), la mujer que la acompañaba (que imagino por edad y autoridad que era su madre), me cortó en seco, sin siquiera dirigirme la mirada, y con un tono rayando en lo ofensivo: “NO, NO, NO, NO, NO. Rotundamente, NO”. Si bien una incómoda ola de ira enrojeció mis mejillas en ese momento, un sentimiento más profundo, la vergüenza ajena, me impidió explayarme a fondo, y sólo me pude despedir de la chica (que para ser mayorcita, podía haber abierto la boca) con un: “veo que ya han decidido por tí”. Esta “adinerada” señora Scrooge (la imagino forrada porque uno no espera impertérrito a la puerta de una “luxury boutique” para resguardarse del frío, ¿o sí?) no merece siquiera la visita de los tres fantasmas del cuento. Conste que entiendo perfectamente a quienes no desean ser retratados, pero lo que no puedo entender es la total ausencia de modales, y menos viniendo de la generación anterior a la mía…

Pero pasemos a temas más ligeros y placenteros. Se acercan cenas y compromisos que por ineludibles y especiales merecen los mejores estilismos. He aquí mi selección de escaparates y sus propuestas para todo tipo de bolsillos e inquietudes fashion.

¿Moderna, trendy y cool? Entonces querrás evitar el típico look fiesta, acompañado de sus brillos y adornos, optando por algo más tendencia pero igualmente femenino. El escaparate de Franka en Hortaleza nos propone el rojo fuego en top de punto y falda tulipa (probaros una: son sorprendentemente favorecedoras), complementado con el gris en foulard con cuentas y maxibolso en suave piel. Un conjunto muy “Almodovar” y totalmente reutilizable.

PICT0376.JPG

¿Algo más parisino, con toque couture? El escaparate de Pez, además de sugerirnos su cuidada selección de vajillas (nuevas) y muebles (vintage) para el hogar, propone un vestido sin mangas en dos materias, una de ellas adamascada, para un petit robe noir perfecto. A combinar con salones de altísimo tacón, preferiblemente en un color “fou” a contraste, para mayor efecto “chic parisien”.

PICT0378.JPG

¿Cansada de la formalidad imperante? ¿Buscas prolongar tu look boho en tus citas más solemnes? El escaparate de Yube nos reitera la clave impuesta por tops y celebrities: diluye el protocolo de tu precioso vestido con una cazadora “perfecto”, cuánto más canalla, mejor. Los chicos se quedarán sin palabras…

PICT0382.JPG

¿Clásica? ¿Amante del lujo y la exquisita manufactura “made in Italy”? Max Mara es tu tienda. Lo que suele ser un escaparate consagrado al working chic, en estas fechas luce un precioso minivestido trapecio en brocado multicolor, y una levita en piel tratada muy Anna Wintour.

PICT0386.JPG

Y last but not least, merecen una mención los más peques de la casa. Impecables en tartán rojo, ya sea con vestidito o bermudas y jersey, la megastore de Nanos en Hermosilla les vestirá de pies a cabeza. Eso sí, el “ensemble” completo puede llegar a costar lo mismo que el vestido de mami… ¡Happy Xmas shopping!

PICT0387.JPG

Página siguiente »

Blog de WordPress.com.